martes, 24 de abril de 2012

PEABODY ESSEX MUSEUM

(Sábado 14-04-2012)


"Imagina bailar con dragones, construir un modelo de barco o hacer arte juntos, como en familia. Cuando entras en el interior del Museo Peabody Essex te incorporas a un mundo de experiencias artísticas y culturales del pasado y del presente. Compruebas donde los artistas se inspiran y el ejercicio de su talento creativo. A través de  las actividades interactivas online, el PEM ofrece exposiciones temporales y de su propia colección conectando la vida con el arte y los artistas, la cultura global, y el proceso creativo de formas innovadoras."










Es la anterior, una invitación con la que uno se encuentra tan pronto accede a la oficina de recepción y recibe las primeras instrucciones para la visita. No por conocidas, como es el caso, resultan menos interesantes las muestras de todo tipo que el museo pone a disposición de los enamorados del arte y la cultura.  Especialmente, si como en la presente ocasión, hay una propuesta temporal y novedosa para admirar el arte nativo americano.

Native American Art
El Arte Nativo Americano, tanto a lo largo de su historia como en la muestra contemporánea de sus artistas, es la novedad de la muestra cultural del PEM en la presente ocasión. Se trata de una exposición temporal que habla de las conexiones dentro de los cientos de comunidades nativas americanas y estimula a los visitantes a conversar con ellos más allá del hecho cultural de cada individuo presente.

En los inicios del siglo XIX una máscara femenina celebra a los antepasados de cultura Kaigani Haida con especiales características de finura facial y un sobresaliente labio inferior. La escultura, creada para audiencias no nativas, invita a la discusión acerca de costumbres tribales, estatus social y los conceptos  culturales de la belleza. A gran escala, las audaces pinturas de Judith Lowry dibujan  la rica historia de la narración de cuentos  de las comunidades nativas.  La inspiración le viene de su familia, su compañero Maidu y los artistas Frank Day y, el último, Harry Fonseca así como de los artistas del Renacimiento italiano. 


Trabajos desde el siglo XVII hasta el presente, demuestran la adaptación y naturaleza artística y creativa de las culturas nativas americanas con abundantes expresiones a través del tiempo. Cerámicas, textiles, esculturas, vestido, joyas, máscaras, instrumentos musicales, pinturas y trabajos en papel revelan conexiones con los movimientos del arte occidental.

Finalizada la vista, uno llega a la conclusión de que, en este mundo de las culturas subyugadas, se han producido lamentables conclusiones que, después de tergiversar interesadamente la historia de los pueblos sometidos, han dejado en ellos un poso de amargura y, en la opinión de los pueblos “más civilizados”, una colección de tópicos falaces cuando no crueles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario